Narcos toman a Jalisco como su ‘lavadero’

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La mayoría de las empresas reportadas por el Departamento del Tesoro de EU están en esta entidad

El lavado de dinero en empresas tapatías es añejo. De las 305 empre­sas fichadas durante la última década por la Oficina de Con­trol de Bienes de Extranjeros, del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, la mitad de ellas, alrededor de 156, es­tán en Jalisco. Sin embargo, es frecuente que no sean fidedig­nos los datos proporcionados por el gobierno estaduniden­se, pues algunos de los do­micilios que aparecen en sus listas no existen, están aban­donados o los negocios ya han sido vendidos años atrás.

Tras un recorrido de Ex­célsior por las empresas pre­suntamente vinculadas al futbolista Rafael Márquez en la zona metropolitana tapa­tía, se confirmó que algunas ya han sido vendidas.

Este es el caso del Grand Casino, ubicado en la avenida López Mateos, al Sur del mu­nicipio de Zapopan —que fue­ra cateado por las autoridades recientemente—. Personal de seguridad del lugar, molesto, trató de impedir que se toma­ran fotos o se videograbara la fachada, porque “sólo nos es­tán quemando. Este negocio no es de Rafa Márquez”.

Mientras que el Bar La Ca­melia fue cerrado desde hace más de seis años y actualmen­te luce abandonado. En la lista proporcionada por el gobier­no de EU aparece una finca en el fraccionamiento Monraz, del municipio de Guadalajara, presuntamente propiedad del cantante de música popular Julión Álvarez, pero que des­de hace varios años pertenece a otra persona.

En tanto que el Centro In­fantil Rafa Márquez, ubicado en el ejido El Terrero, en el mu­nicipio de El Salto, ayer cerró sus puertas y dejó sin comedo­res y escuela deportiva a 250 pequeños, tras la acusación al futbolista de lavar dinero.

Desde la década de los 70, Guadalajara ha sido atractiva para el blanqueo, procedente del narcotráfico. Influye su ubi­cación geográfica y su desarro­llo empresarial, los capos de la droga la tomaron incluso como su centro de operaciones, la residencia para sus familias y la educación de sus hijos.

Incluso algunos de los nego­cios más exitosos en playas ja­liscienses no han escapado de ser vinculados con delincuen­tes, ya sea por sus cuantiosas inversiones o por ser favoritos para diversión y esparcimiento.

“Invirtieron grandes capita­les de dinero, se colaron entre la sociedad jalisciense”, subrayó el investigador de la Universidad Panamericana, Alfredo Ceja.

En la Fiscalía de Jalisco exis­te un área especializada para investigar el lavado de dinero en empresas, especialmen­te las nuevas o las que perte­necen a hombres de negocios que han florecido económica­mente de forma exprés.

Hay sectores más frecuen­tes para esta ilegalidad: in­mobiliarias, arrendadoras de autos, compra y venta de ve­hículos, restaurantes y bares, así como plazas comerciales.

 

“PASE LO QUE PASE SIEMPRE SERÁ MI ÍDOLO”

Unos 250 ni­ños y adolescentes de cua­tro a 16 años se preguntan qué harán a partir del lunes, luego de que fueron cerra­das las puertas del Centro Infantil Rafa Márquez este fin de semana, tras la acu­sación de lavado de dine­ro y el congelamiento de sus cuentas bancarias.

En este ejido la pobreza es evidente, las calles son de tierra, algunas de las casas tienen puertas hechas con tablas o de plano sólo con una cortina; los colcho­nes están en el suelo.

Sobresale un sitio que es el corazón de la localidad, dicho centro infantil, en el cual comían a diario cientos de niños. Muchas jefas de familia y papás, en su mayo­ría obreros, trabajan desde temprano y casi no conviven con los menores.

“Los niños casi siempre están desde la mañana para los talleres, pero siempre lle­gan temprano y a veces sin almorzar. Sí es necesario el centro… da tristeza que no piensen en ellos. He visto muchas cosas buenas para los niños, para las mamás.

“Nunca voy a pensar mal de él (de Rafa), porque siem­pre dio la cara, siempre es­tuvo aquí”, dijo a Excélsior una exempleada que prefi­rió el anonimato.

“Aquí vienen a jugar todos los niños, vienen a la escuela, hay partidos de fut­bol, todo eso… es lo que le da vida a la colonia del Terrero”, agregó Francisco Córdova, lugareño.

En la cancha de pasto sin­tético está un grupo de niños platicando de la tragedia que vive su ídolo.

“Yo no creo que él haga ese tipo de cosas. Esto fue creciendo gracias a él, de hecho, él venía y nos veía haciendo actividades”, dice Jenifer.

“Él es un gran ejemplo para seguir porque, a pe­sar de todo lo que a él le ha pasado, sigue siendo fuer­te. Ha estado en la Selección Mexicana y muchos equipos. Es muy buena gente, nos ha dado también balones. Nos ha enseñado valores y aquí venimos a hacer deporte para no echar a perder nues­tra vida… si ya saben cómo es la institución para que la cie­rran, no se vale”, dice Jaime.

Josceline, de 15 años. Está en la Selección Jalisco de Futbol Femenil, juega de media o delantera.

Es buena onda, y sí nos hace que reflexionemos en algunas cosas, nos ayuda a seguir creciendo cuando vie­ne”, explica mientras gira un balón con sus dedos. Y reite­ra que para ella, pase lo que pase, siempre será su ídolo.

 

 

ABOGADOS DE EL DIVINO DEFIENDEN A RAFA

“Sólo hay una dignidad: la abogacía. Una pasión, el de­recho. Una fe: la defensa”, es la frase con la que se describe el abogado penalista José Luis Nassar Peter, hijo de José Luis Nassar Daw, los dos encarga­dos de defender a Rafael Már­quez, capitán de la selección mexicana y acusado de tener negocios con el narcotrafi­cante Raúl Flores Hernández.

La vena penalista de José Luis Nassar Peter y José Luis Nassar Daw, fundadores del despacho Nassar Nassar y Aso­ciados, viene desde los 80, cuando el abuelo del primero y padre del segundo, el teniente coronel Miguel Nazar Haro, co­nocido como el Súperpolicía, era el titular de la antigua Direc­ción Federal de Seguridad.

Nassar Daw comenzó a forjar su prestigio en la aboga­cía gracias a que estuvo a car­go de la defensa del banquero Ángel Isidoro Rodríguez Saéz, El Divino, señalado por frau­des colosales en la época de Ernesto Zedillo. Su contac­to con Rafael Márquez se dio días después que el Depar­tamento del Tesoro hiciera pública la relación con Raúl Flores Hernández. Él y su hijo no fueron los que aconsejaron al Káiser salir a dar una confe­rencia de prensa, ya que has­ta después del jueves tuvieron contacto con el futbolista. Es­tán encargados de defender al zaguero del Atlas en Méxi­co y contratarán un despacho en Estados Unidos para hacer frente a las acusaciones que hay en ambos países.

Rafael Márquez se suma al extenso currículum de per­sonajes de la vida nacional mexicana que han sido defen­didos por los Nassar. Además de El Divino, entre los clientes del despacho Nassar Nassar y Asociados está el hermano del expresidente Carlos Sali­nas de Gortari, Raúl Salinas de Gortari, acusado de enrique­cimiento ilícito y exonerado del delito.

Estar entre reflectores no es ajeno para los José Luis Nassar, estuvieron del lado de Lissete Farah, la madre de Paulette Gebara, una niña que se reportó como desapareci­da y según el entonces procu­rador del Estado de México, Alfredo Castillo, actual titu­lar de la Conade, se encontró escondida, ya sin vida, en un extremo de la cama. También actuaron a favor de la cantan­te Belinda, que era acusada por evasión de impuestos.

Los abogados José Luis Nassar tienen experiencia con personajes ligados al depor­te. Estuvieron en la defensa de Belén Coronado, podóloga que acusó a uno de los mento­res de Rafael Márquez, Ricardo Antonio La Volpe, de acosarla cuando coincidieron en Chi­vas. Además son asesores de Jorge Vergara, propietario de Grupo Omnilife-Chivas, en su divorcio con Angélica Fuentes.

– Saúl Trujano y Omar Flores Aldana

Escrito por AGENCIAS

Home Page